SEPTIEMBRE: UNA CARRERA DE FONDO

ACCIONES A EMPRENDER EN SEPTIEMBRE PARA TENER UN FINAL DE AÑO EXITOSO

Sí, ya estamos en Septiembre. La cuesta de septiembre, el inicio del curso, el pistoletazo de salida hacia ese final de año que siempre se antoja una carrera de fondo hacia un diciembre glorioso. Nuestra estrategia ha de ser clara y efectiva.

Nuestros clientes están relajados, las vacaciones nos han venido bien a todos puesto que se renuevan las ideas, las ganas y las fuerzas. Quizá ese reseteo nos ayuda en nuestro propósito, sobre todo si nuestra intención es la de aportar un valor añadido o savia nueva a nuestras ideas de negocio.

Pero hay que apuntar, fijar el objetivo y disparar. No podemos esperar más.

Hay otros que quieren adelantarnos, pasarnos por la izquierda sin piedad y llevarse nuestra oportunidad. ¿Qué hacemos? Muy fácil: actuar.

  • Incrementa tu presencia. ¡¡Más madera, que es la guerra!! No tengas miedo de estar hasta en la sopa. Piensa en los grandes: refrescos, coches, juguetes y grandes marcas en general, utilizan los meses pre-navideños para meternos sus siglas, colores y slogans a todas horas en todas partes. Be a part of it.
  • Invierte y convierte. O lo que es lo mismo, saca el monedero, cuenta cuánto te queda en la hucha y saca un poco más para el esfuerzo final. Elimina la palabra “gasto” de tu vocabulario, y solo utiliza “inversión”. Piensa en el retorno, en lo que vas a recibir si lo colocas donde debes.
  • Extiende tu tela de araña. ¿No llegas a todas partes? Pues toca hacer estiramientos para llegar. Las redes sociales, la publicidad impresa, un poco de radio, los podcast que están arrasando…hay mil maneras de convertir tu mensaje rígido y estático en un grito fuerte y laxo. ¡Seguro que llegas donde ni imaginabas!
  • No descuides tu reputación. No se trata de montar una trinchera y disparar sin tener en cuenta los destrozos. Tu servicio debe permanecer impecable y el cliente no debe darse cuenta de tu táctica. Conservar la elegancia y la imagen ante todo, haciendo un trabajo 10 (como siempre lo haces).
Mantén impecable tu reputación
Ante todo mantén impecable tu reputación con un trabajo de 10

Pide ayuda.

En muchas ocasiones nos obsesionamos con el multi-tasking pero…¿qué hay de pedir ayuda? Imagina un ciclista compitiendo en el Tour de Francia. Es el líder; su bici y él son uno solo. El culotte milimétricamente adaptado a su anatomía para conseguir lo mejor de él. Alrededor, su equipo. Tiran de él, le ayudan, relevan, e incluso cambian la bici si es necesario!! Le proporcionan agua, ánimos, barritas energéticas. ¿por qué no hacerlo él solo si tiene la fuerza, el poder y el entrenamiento necesario? Pues porque necesita a todo su equipo alrededor, y su equipo a su vez necesita proveerse de ayuda externa que le haga más sencilla su tarea principal: necesitan coches, gestorías, asesorías, representantes, agencias de medios… ¿Te imaginas hacer todo tú solo sin ayuda? Creo que sería una manera rápida de tirar la toalla pronto y no conseguir el éxito que persigues.

Cuenta con profesionales que te ayuden a crecer, a posicionarte a organizar tus eventos de cara a la carrera final. Seguro que hay ideas que podemos darte para llegar más lejos. Y recuerda que ya es septiembre, que el tiempo…vuela.

¿Hablamos?

Consultora de marketing y conseguidora. El milagro de explicar a qué te dedicas.

Ayer coincidí con una ex compañera de trabajo, a quien tengo mucho aprecio y estuvimos charlando, cómo no, de lo humano, lo divino y recordando anécdotas de nuestra etapa juntas, ella como asesora de viajes y yo en el departamento de marketing.

Al presentarme a quien era su clienta – yo estaba allí prestándole un servicio que luego explicaré – le comentó: “Susana es… tú pídele cualquier cosa que necesites y Susana te lo consigue”. La verdad, me encantó la frase, el halago y creo que hasta se me notó. Luego, de vuelta a casa pensé que me había equivocado al ponerle un nombre a esto que hago. No solo a lo que hago…si no a lo que me encanta hacer: tarea multidisciplinar dentro del entorno del marketing, la publicidad y las relaciones públicas. O lo que es lo mismo, conseguidora. Porque verdaderamente, cuando tengo que explicar a alguien de mi entorno, a mis hijos, e incluso hasta a veces a mis padres, acabo tocando varios palos que provocan caras de estupefacción, confusión e incluso ¡de lástima! Sí, porque, ¿cómo le cuentas a alguien la cantidad de servicios que ofreces con una definición breve?: Es algo así como:

-“Y tú ¿a qué te dedicas?

-“Pues ofrezco servicios de marketing y comunicación para pymes”

-“Ah…” (silencio estremecedor que significa algo así como “¿Y esta qué me está contando?”

-“Sí, para que te hagas una idea tengo proyectos que van desde organizar la imagen corporativa de una empresa, gestionar sus redes sociales, crear contenidos para su blog, web, etc., ayudarles a organizar eventos para conseguir repercusión, crearles material corporativo (cartas para restaurantes, presentaciones de power point…) ayudarles y asesorarles con la presencia de su marca en sitios insospechados y hasta representación en actos oficiales y comunicación en prensa, radio y tv.”

En ese momento el silencio vuelve a reinar en la sala. Si son mis hijos, después de “proyectos” ya se han ido a jugar con los legos. En el caso de los adultos ajenos al medio, creo que sus caras quieren decir algo como “la chica para todo” aunque este nombre me gusta mucho menos que el que mencionaba antes.

Y es que es cierto que en mi modo de ser y ver el trabajo, me encanta buscar soluciones, dotar de originalidad e imaginación a cualquier cosa que se deje, y disfrutar de esa sensación de “aquí está lo que necesitábamos”. Todo siempre con una frase que me encanta llevar grabada a fuego: impossible is nothing.

Impossible is nothing

En cualquier caso, allí estaba yo, con mi querida Maria José, valiente emprendedora y fundadora de Kikahle Travel, empresa experta en viajes al continente africano que me había pedido un servicio de catering para una presentación a unos clientes suyos. Dándome cuenta de que había ido a supervisar algo que estaba segura que iba a estar bien, tras el empujón de mi afán perfeccionista que me impedía no hacerlo. Y escuchando esa frase tan chula que me ha hecho repensar mi slogan a partir de ahora.

¿Que qué soy? Muy fácil. Soy conseguidora.

Un evento mágico

A estas alturas del año, cada empresa o grupo de amigos está pensando en celebrar el evento de Navidad. Restaurantes,salones de eventos o incluso empresas de catering reciben multitud de peticiones para llevar a cabo estas reuniones.

En las empresas, para que las comidas o cenas de final de año sean exitosas, deben cumplir algunas premisas:

1- Que haya buen ambiente entre el personal: es momento de dejar de lado los “marrones” y charlar de cualquier cosa y echarnos unas risas.

2-Que la fecha elegida para el evento facilite la asistencia de la mayoría. #conciliación

3-Que sea especial: el menú del día que comemos a diario tiene que estar desterrado de las mesas en ese momento. No hablamos de langosta ni caviar, si no de un menú original, sabroso y a gusto de todos.

4.- Para que el brindis del final no sea precipitado y provoque huidas en masa, es importante incluir algún elemento de cohesión. Podría ser una charla del Director General agradeciendo el esfuerzo de los empleados (#refuerzopositivo); un vídeo con momentos especiales de la compañía que se haya preparado con anterioridad, un #flashmob, un #challenge…algo que se quede en las retinas de los allí presentes y merezca la pena contar y recordar.

¿Qué tal algo de magia?

La magia de cerca permite la interacción con el espectador y resulta sorprendente y divertida. Sostiene el diálogo en cada mesa consiguiendo que los comensales se diviertan, se relajen y rompan la típica conversación de temática laboral que puede producirse en este tipo de eventos.

Otras opciones originales

La Coctelería también supone un punto de espectáculo muy llamativo. Ideal para después de la sobremesa, otorga el punto de show diferente. Por supuesto, la música en vivo para la hora de las copas es otra alternativa a tener en cuenta. ¿Has oído hablar de la risoterapia o la improvisación? Revisa estas opciones porque pueden dar mucho juego.

Si quieres que la cena de Navidad de tu empresa sea especial y no se te ocurren ideas ponte en contacto con nosotros sin compromiso. Te daremos la orientación que necesitas.