SEPTIEMBRE: UNA CARRERA DE FONDO

ACCIONES A EMPRENDER EN SEPTIEMBRE PARA TENER UN FINAL DE AÑO EXITOSO

Sí, ya estamos en Septiembre. La cuesta de septiembre, el inicio del curso, el pistoletazo de salida hacia ese final de año que siempre se antoja una carrera de fondo hacia un diciembre glorioso. Nuestra estrategia ha de ser clara y efectiva.

Nuestros clientes están relajados, las vacaciones nos han venido bien a todos puesto que se renuevan las ideas, las ganas y las fuerzas. Quizá ese reseteo nos ayuda en nuestro propósito, sobre todo si nuestra intención es la de aportar un valor añadido o savia nueva a nuestras ideas de negocio.

Pero hay que apuntar, fijar el objetivo y disparar. No podemos esperar más.

Hay otros que quieren adelantarnos, pasarnos por la izquierda sin piedad y llevarse nuestra oportunidad. ¿Qué hacemos? Muy fácil: actuar.

  • Incrementa tu presencia. ¡¡Más madera, que es la guerra!! No tengas miedo de estar hasta en la sopa. Piensa en los grandes: refrescos, coches, juguetes y grandes marcas en general, utilizan los meses pre-navideños para meternos sus siglas, colores y slogans a todas horas en todas partes. Be a part of it.
  • Invierte y convierte. O lo que es lo mismo, saca el monedero, cuenta cuánto te queda en la hucha y saca un poco más para el esfuerzo final. Elimina la palabra “gasto” de tu vocabulario, y solo utiliza “inversión”. Piensa en el retorno, en lo que vas a recibir si lo colocas donde debes.
  • Extiende tu tela de araña. ¿No llegas a todas partes? Pues toca hacer estiramientos para llegar. Las redes sociales, la publicidad impresa, un poco de radio, los podcast que están arrasando…hay mil maneras de convertir tu mensaje rígido y estático en un grito fuerte y laxo. ¡Seguro que llegas donde ni imaginabas!
  • No descuides tu reputación. No se trata de montar una trinchera y disparar sin tener en cuenta los destrozos. Tu servicio debe permanecer impecable y el cliente no debe darse cuenta de tu táctica. Conservar la elegancia y la imagen ante todo, haciendo un trabajo 10 (como siempre lo haces).
Mantén impecable tu reputación
Ante todo mantén impecable tu reputación con un trabajo de 10

Pide ayuda.

En muchas ocasiones nos obsesionamos con el multi-tasking pero…¿qué hay de pedir ayuda? Imagina un ciclista compitiendo en el Tour de Francia. Es el líder; su bici y él son uno solo. El culotte milimétricamente adaptado a su anatomía para conseguir lo mejor de él. Alrededor, su equipo. Tiran de él, le ayudan, relevan, e incluso cambian la bici si es necesario!! Le proporcionan agua, ánimos, barritas energéticas. ¿por qué no hacerlo él solo si tiene la fuerza, el poder y el entrenamiento necesario? Pues porque necesita a todo su equipo alrededor, y su equipo a su vez necesita proveerse de ayuda externa que le haga más sencilla su tarea principal: necesitan coches, gestorías, asesorías, representantes, agencias de medios… ¿Te imaginas hacer todo tú solo sin ayuda? Creo que sería una manera rápida de tirar la toalla pronto y no conseguir el éxito que persigues.

Cuenta con profesionales que te ayuden a crecer, a posicionarte a organizar tus eventos de cara a la carrera final. Seguro que hay ideas que podemos darte para llegar más lejos. Y recuerda que ya es septiembre, que el tiempo…vuela.

¿Hablamos?

Los datos: nuestros mejores aliados

Cómo los datos nos ayudan en todas las fases de venta.

Parece una obviedad, pero el tratamiento de datos de clientes es fundamental para ejecutar nuestras campañas de marketing y fidelización. Disponer de una buena base de datos con la que trabajar nos facilita mucho la vida. Nos ayuda a saber quién nos puede comprar, nos compra ahora y nos puede volver a comprar en el futuro. Podemos incluso ahondar en las personalidades, cualidades profesionales e incluso emocionales de nuestros (potenciales) clientes. Debemos esforzarnos en hacer que una vez que nos eligen, se sientan únicos. Y eso se consigue con un buen tratamiento de datos.

Lo malo es cuando nos damos cuenta que hasta ahora no hemos hecho mucho caso de estas premisas. Y por circunstancias diversas nuestra base de datos no está todo lo depurada que quisiéramos.

Varios tipos de actitud frente a los datos

En todo este tiempo observando casos de clientes a los que no se les da la importancia necesaria, he encontrado varias casuísticas:

A.- Las listas en excel. Yo diría que son las más peligrosas, porque son como los revólveres de las pistolas de vaqueros: las vemos y pensamos que son sencillas de utilizar, pero un mínimo error, y el malo se pega el tiro en su propio pie.

¿A quién no le ha sucedido lo de darle a un “suprimir” donde no era, guardar los cambios y sudar la gota gorda pensando “qué nos hemos cargado”? O esas tablas que se nombran, renombran  y vuelven a renombrar después de varios viajes por el ciberespacio de un compañero a otro por email…¿Quién tiene la buena? Pues nadie, lógicamente, porque hay varias versiones, muchas manos y poco sentido común.

B.-Los CRM mal utilizados. Es decir, aquellos que se gastan lo innombrable en una herramienta potentísima pero después suceden acontecimientos variopintos:

B.1- No se personaliza: los campos que vienen de fábrica se dejan tal cual y los responsables del mantenimiento tienen que interpretar sin ninguna directriz en qué etiqueta ponemos cada información.

B.2-Se utiliza como almacén de datos, pero luego no se hace nada con ellos. Ni estadísticas, ni campañas, ni siquiera una revisión aleatoria para ver el volúmen de pedidos que nos hace cada cliente. Se sigue trabajando de oídas, a destajo e improvisando.

B.3-La peor, sin duda. Se cargan los datos y después se ¡exportan a excel! Y desde aquí volvemos al apartado A, porque el personal acaba desistiendo de tanta exportación y resulta que acaba cargando directamente los datos en uno de los excel generados…y vuelta a empezar.

Se dan más situacion rocambolescas , pero este post no es para regodearse en los errores sino para plantear soluciones.

CRM: concepto, usos y procedimientos

Datos CRM

El CRM no es más que un gestor de información que se utiliza para optimizar las relaciones con nuestros clientes. Esta es una definición muy generalista porque todo depende del soporte que utilicemos y el uso que hagamos de él. Una definición más pragmática nos diría que es una estrategia de negocios dirigida a analizar, entender y responder eficazmente a las necesidades de los clientes-actuales y potenciales- de una empresa. Es, en sí, una estrategia más allá del software, aunque lógicamente el que seleccionemos tendrá mucho peso en el resultado final.

Existe en el mercado un amplio abanico de opciones de CRM para todos los gustos y bolsillos. Tenemos opciones como Sugar, ideal para aquellos que se inician en el tratamiento de datos y quieren a automatizar procesos. Este software nos ofrece funcionalidades variadas, sencillas de manejar y a precios bastante asequibles. Si queremos apostar por opciones más avanzadas que nos permitan integrar sistemas como Call Centers y ERP podemos pensar en Salesnet, Netsuite  o SalesForce que ofrecen personalización de funcionalidades adaptándose a las características del negocio.

La planificación, clave para el éxito

Sin duda en la organización del trabajo diario, los datos son protagonistas. Incluso en la planificación de nuestra estrategia comercial y empresarial, a la hora de emprender nuevos proyectos, y por supuesto cuando estamos inmersos en plena renovación de procesos.

¿Y tú? Cómo afrontas el tratamiento de datos en tu empresa o proyecto?

Si este artículo te ha parecido interesante, compártelo.